Innovar para evitar complicaciones y mejorar el tratamiento del cáncer de mama

Área de investigación

Temas

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres. Gracias a la detección precoz de la enfermedad y a los últimos avances científicos, se ha conseguido disminuir su mortalidad, de manera que 8 de cada 10 pacientes diagnosticadas de cáncer de mama se curan. Sin embargo, existen complicaciones derivadas del tratamiento quirúrgico que pueden empeorar la calidad de vida de las pacientes.

La Unidad de Patología Mamaria (UPM) del Hospital Germans Trias i Pujol, es una unidad pionera en el tratamiento multidisciplinar de las pacientes afectadas de cáncer de mama. Con más de 20 años de experiencia hemos puesto en marcha diversos estudios con el objetivo de disminuir y prevenir las posibles complicaciones derivadas del tratamiento quirúrgico del cáncer de mama:

  1. Proyecto GELAT ( «Gel for Artificial Tissue»): Regeneración Tisular Mediante una combinación de plasma rico en plaquetas (PRP) y matrices biocompatibles de colágeno después de la cirugía del cáncer de mama. La reconstrucción inmediata de la cavidad de la tumorectomía mamaria con la combinación de PRP/colágeno pretende limitar la aparición de alteraciones morfológicas que se han observado en clínica después de la extirpación de un tumor mamario. De esta manera, se espera que se minimizarán las retracciones y deformidades características de la cirugía mamaria conservadora, al mismo tiempo que potenciará la regeneración del tejido mamario.
  2. Proyecto de Microscopía Confocal en Cáncer de Mama (MCF-CM): Trata de detectar de manera intraoperatoria, mediante la Microscopia Confocal con Fluorescéncia, si los márgenes de la zona extirpada están o no afectados por el tumor, esto permitiría ampliar o no márgenes durante el acto operatorio si hace falta, sin ninguna necesidad de someter a las pacientes a una segunda intervención quirúrgica (reintervención).
  3. Cirugía neumoendoscópica: Desarrollamos una técnica quirúrgica mínimamente invasiva mediante la aplicación de la misma tecnología y aparatos que se utilizan en la cirugía laparoscópica. Mediante una mínima incisión (3 cm) a nivel de la axila y aplicando un sistema que nos permite generar una cavidad en la que poder trabajar, accedemos a tumores localizados en cualquier cuadrante de la mama para su extirpación. El resultado postoperatorio es sorprendente ya que no se identifican cicatrices sobre las glándulas mamarias, lo que disminuye retracciones y deformidades de la misma después de la cirugía y mejora la percepción corporal por parte de la paciente.

Haz tu donación

Equipo

Investigador principal

  • Joan Francesc Julián